Ironsworn Starforged: primeras impresiones

Hace una semana terminé de leer la versión previa de Ironsworn Starforged (Starforged en adelante) y decidí hasta ahora compartir contigo en el blog una serie de primeras impresiones que se me quedaron como huellas en el pensamiento al concluir su lectura.

Que quede claro que esto no pretende ser una reseña del juego, ya que no me considero bueno haciendo reseñas y la verdad hay mejores páginas de reseñas que ésta. Así que si eres nuevo en los juegos de Shawn Tomkin quizás no te sea tan útil esta entrada. Te recomiendo buscar en YouTube (en particular te recomiendo el análisis de la versión previa realizada por @ElAutoma) o en algún blog algo que sea más introductorio para jugar y conocer acerca del juego.

Las siguientes impresiones son más bien de alguien que ha jugado antes Ironsworn en solitario y ahora se ha aventurado con Starforged. Así que serán notorias algunas comparaciones que haga de lo que había y no hay ahora en el nuevo juego. De lo nuevo y lo viejo, lo que me gusta y no.

Ten en cuenta que lo que vas a leer son solo primeras impresiones a partir de lo que leí, ya que todavía no lo he sacado a mesa para probarlo por falta de tiempo. Así que es muy probable que se me haya escapado algo que no aparezca más abajo comentado. Quizás cuando ya lo juegue por primera vez logre tener un panorama más claro sobre Starforged en lo general y en lo particular.

Eso es lo que tenía que decir. Ante la advertencia, no hay engaño:

Mis primeras impresiones

  • Si antes has jugado Ironsworn, el hermano mayor de Starforged por decir algo, entonces prácticamente ya sabes jugar este nuevo juego. Te bastará una leída a lo nuevo y estarás lista para tirar los dados.
  • ¡Un arte extraordinario de Joshua Meehan! No sé si te paso a ti, pero para mí el arte de Ironsworn estaba muy feo y muy poco inspirador. Pero, en Starforged, es todo lo contrario, el arte es tan evocativo que te da ganas de ponerte a jugar las escenas que muestran entre las páginas del libro y saber más sobre esta ambientación.
  • A diferencia de Ironsworn, Starforged tiene una mejor maquetación y el texto de todo el documento (a pesar de los errores de dedo y algunas palabras mal escritas en esta versión previa) es notablemente más claro para lerdos como yo (como diría Manu de @FMantenimiento). Tanto personas veteranas como novatas, estoy seguro, se sentirán cómodas leyendo las páginas de Starforged. Aunque, en particular, las personas del último grupo disfrutarán más las ayudas que presenta el documento —es por está razón que a una persona novata le recomendaría Starforged para iniciar a jugar—.
  • Algo que aplaudo es la accesibilidad e inclusión que se procura en todo el documento, esto es visible desde el arte hasta en el texto. Creo que esto lo trae Shawn Tomkin desde Ironsworn, pero ahora está más presente en Starforged. ¡Bien por ello!
  • El tono del juego, como en Ironsworn, es fascinante: descarnado, de ciencia ficción y antropocéntrico. Si en Ironsworn se echaban en falta algunas razas fantásticas, aquí igual te hará falta poder manejar a algunos extraterrestres. ¡Tan grande la galaxia para que en las reglas básicas no hayan otros seres que puedan jugarse como personajes! ¡Joder! Es una pega, pero, bueno, se arregla con unas tarjetas de recursos que te inventes en un dos por tres.
  • La ambientación base de Starforged se sostiene en diez premisas predeterminadas y en la elección de 14 verdades que gobiernan tu mundo. Lo que te da tantas versiones como combinaciones te podrías imaginar de la Forge. ¿Interesante? Sí, realmente lo es. Pero, creo que se le invierte mucho tiempo al principio a estos detalles que se pueden resolver dentro de la ficción cuando aparezcan cuando juegas en solitario. En general esto de las verdades es algo que personalmente me sigue sin convencer por completo desde Ironsworn. Entiendo que la idea de Shawn Tomkin, como el mismo lo ha dicho, es darte todo lo necesario para orientarte y ponerte a jugar desde que abres el libro, pero no sé… ya cada quién sabrá si le gusta o no esta mecánica de creación de verdades.
  • Encontré un cambio mecánico que se hizo de «Burning momentum», ya que en Ironsworn el impulso utilizado de este modo cancelaba un dado de desafío mientras que en Starforged remplaza el dado de acción. Me parece que queda bien porque coincide con la regla de sufrir un impulso negativo, lo que hace más fácil recordar que el impulso en Starforged siempre sustituye al dado de acción para bien o para mal de los personajes.
  • Esto es importante en términos narrativos —y más para mí que me gusta Fate—: la especificación del daño de las armas que aparecía en Ironsworn se eliminó (ahora que recuerdo me parece igual lo del estrés quedo fuera), en el juego todo está en función de la ficción y el arma y su daño pasa a segundo término (¿les suena a un juego que me gusta?). En general, se observa que se flexibilizaron los movimientos de combate, ya que están más enfocados a lo que hace el personaje —para los seguidores de Fate esto es cremita pura como lo dije al principio, porque regla de oro: ¡primero la ficción!—. Esto se nota en el «movimiento de golpear», en vez de daño ocasionas marcas de progreso. Por consiguiente, en Starforged todo se mide por marcas de progreso para lograr o superar tu objetivo.
  • Se incluye marcadores de legado que sustituyen al marcador de bolitas de experiencia en la hoja de personaje con respecto a Ironsworn. Esto es nuevo. Ahora no solo subes de experiencia por cumplir tus misiones juradas, lo haces igual por descubrimientos y vínculos logrado en tus aventuras. Aquí se nota un punto que comentaré más adelante que tiene que ver con la importancia de la exploración en Starforged.
  • Las debilidades que estaban enfocados en el personaje en Ironsworn, ahora se denominan impactos en Starforged. Se mantiene los impactos que recibe el personaje, pero se incluyen algunos que pueden sufrir los vehículos que utiliza. ¡Sí! Ahora tienes una nave espacial y vehículos de apoyo que pueden recibir impactos.
  • Las categorías de los recursos o bazas del juego se incrementaron respecto a Ironsworn, el cual tenía tres categorías de base (senderos, compañeros y rituales). Además, ofrecen ventajas mecánicas y narrativas —¡una chulada!—. Ahora tenemos seis categorías de base: vehículo de mando, módulo, vehículos de apoyo, senderos, compañeros y hechos/eventos. Esto en particular me encantó, más recursos o bazas igual a más personalización del personaje y más de todo. En la versión previa son 75 recursos o bazas.
  • Y lo mejor para mí de Starforged por mucho: la creación de sectores iniciales, es decir el telón de fondo de tus aventuras por la Forge. Shawn Tomkin proporciona los pasos para crear a dónde inicia tu personaje su aventura. Tendrás a tu disposición una serie de oráculos para llenar tu sector de planetas, estrellas, habitantes y un montón de detalles más que para quienes nos encantan los oráculos para el juego en solitario es literalmente la tierra prometida.
  • En relación con el punto anterior, algo importante —como el mismo Shawn Tomkin lo indicó en su página y ya te habrás dado cuenta en mis impresiones— este juego de Starforged le apuestan mucho a la exploración y los premios que obtienes con ella (¿y cómo no iba tener un papel importante la exploración en el espacio?). En cambio en Ironsworn las travesías por la tierra de hierro eran la clave y la exploración quedaba en según termino. Tengo entendido que Ironsworn: Delve —la segunda entrega del primer juego— esto tomó un papel más preponderante e incluso los movimientos de exploración de Starforged se tomaron originalmente de allí y fueron mejorados. No puedo comentar mucho porque no compré la segunda parte de Ironsworn, pero es un gran acierto en este nuevo juego.
  • Y finalmente, es un juego que te deja un gran sabor de boca al leer su versión previa. Estoy muy contento que Starforged representa una evolución a partir de Ironsworn y sus mejoras y adiciones hacen que sea un juego que quieras jugar inmediatamente. Shawn Tomkin es un genio y ha hecho lo que ha querido con este sistema y, cada vez, lo hace mejor. Totalmente recomendado, no es un gasto es una inversión adquirir este juego.

Y bueno eso es todo. Esto me ha dejado Starforged al terminar de leerlo. Que se note mi emoción y felicidad por este pedazo de juego de rol.

Si quieres saber más acerca de Starforged puedes consultar la página oficial del juego o seguir al autor en su twitter aquí @ShawnTomkin . Así que sí todavía lo dudas si vale la pena entrar al Kickstarter de Starforged, lo único que te diré es que la previa de este juego es mucho mejor que otros juegos ya terminados y publicados. ¿Lo dudas? Vale, lo puedes comprobar y me comentas abajo.


Leer mis notas de partida de Ironsworn Starforged


2 comentarios sobre “Ironsworn Starforged: primeras impresiones

Agrega el tuyo

  1. podría suscribir lo que dices casi al 100 %. Quizás mi punto de discrepancia es que me gusta que los pj sean humanos, pues creo que aporta su granito de arena a la sensación de soledad que puede tener el juego. pero como bien dices, es un tema que se puede solventar facilmente, como podría ser jugando con la narrativa del companion Simbionte y hacer algo parecido a los Trill de Star Trek,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: